Historia

Biota bello municipio bañado por las aguas del Arba de Luesia, a él se añade el núcleo de Malpica de Arba, y se encuentra dentro del radio de acción de tres de las principales localidades de la comarca, Ejea de los CaballerosSádaba y Uncastillo.

Presenta un urbanismo claramente medieval fruto del proceso de poblamiento que llevó a cabo Sancho Ramírez durante el siglo IX. En los siglos posteriores fue señorío quedando buenos testigos de ello el forma de palacios y otros edificios nobles, como es la casa de los vizcondes de Biota, construida en el siglo XVII junto a la Torre del castillo que dio origen al núcleo.
Un irregular entramado de calles nos muestran el resto de edificaciones, generalmente con un buen trabajo de piedra sillar, siendo una característica muy típica de la zona.
Presidiendo todo el pueblo sobresale la Torre medieval levantada en el siglo XI, presenta planta cuadrada y pocos vanos con remate almenado. Junto a ella se levantó en el siglo XVII el palacio de Conde de Aranda. Bella construcción barroca en la que destaca la escalera interior donde se abre el cimborrio apoyado en trompas. Su línea constructiva se une más a construcciones riojanas y navarras que a palacios aragoneses.
Otro de los puntos importantes de la localidad se encuentra en la Iglesia parroquial de San Miguel. Interesante arquitectura románica construida en el siglo XIII, aunque reformada posteriormente en el siglo XVI. Existió un anterior Monasterio benedictino en la zona sobre el cual se levantó la actual iglesia con claras semejanzas constructivas con San Juan de la Peña debido a su dependencia eclesiástica.
Cuenta con una sola nave cubierta con bóveda de cañón apuntada sobre arcos fajones que al exterior se descubren por medio de contrafuertes, al igual que en la cabecera semicircular. Lo más interesante recae en las dos portadas de acceso en las que se recoge la mayor parte de la decoración. En ellas podemos apreciar el fino trabajo del maestro de San Juan de la Peña.
Junto al palacio se encuentra el denominado pocico de hielo, utilizado antiguamente para la conservación de alimentos.
En las inmediaciones podemos acercarnos a las ermitas de San José, con sencilla portada en arco de medio punto y nave techada con cubierta de madera a dos aguas; y a la de Santa Ana, asentada en la cima de un cerro presentando un exquisito trabajo de sillares regulares de piedra arenisca en toda la nave y cabecera plana.

Vistas desde el Torreón

Vistas desde el Torreón

Las denominadas tumbas de San Román y la Fuente del Diablo son otros de los atractivos con los que cuenta la localidad en su radio más próximo.
Biota Cuneta con un interesante Museo Parroquial en el que podemos contemplar bellas piezas de orfebrería sacra, así como un cuadro del genial Vicente Berdusán.
La estratégica ubicación de Biota la convierte en un enclave perfecto para conocer algunos de los lugares más importantes de las Cinco Villas. A menos de 15 km. nos encontramos con Sádaba, interesante municipio donde no debemos perdernos su castilloUncastillo, a unos 17 km. dirección norte, nos brinda un hermoso casco urbano plagado de atractivos como son la Iglesia de Santa María la Mayor o el Centro de Interpretación del Arte Religioso del Prepirineo. Por último, Ejea de los Caballeros cuenta con interesantes iglesias como son las de San Salvador y la de Santa María, una de las más bellas de toda la comarca.
Los amantes a los deportes acuáticos pueden acercarse también a las inmediaciones de Ejea, concretamente a la Estanca del Gaucho para la práctica de una amplio abanico de actividades al aire libre.
Si nos adentramos en el norte de la comarca seremos testigos de cómo cambia la orografía del terreno hacia paisajes más escarpados propios del prepirineo aragonés. Aquí localidades de la talla de Sos del Rey CatólicoNavardún o Bagüés nos abren sus puertas mostrándonos núcleos plagados de encantos que el visitante no debe dejar pasar la oportunidad de visitar.
Fiestas: El domingo siguiente al 8 de mayo, los mozos cortan un árbol para posteriormente plantarlo. El día 15 de mayo se celebran las fiestas en honor de la Virgen del Rosario. Las fiesta patronales tienen lugar del 29 de agosto al 2 de septiembre, aproximadamente, y son en honor de San Miguel Arcángel.
Gentilicio: Biotanos
Malpica de Arba es una equeña pedanía asentada en la margen izquierda del río Arba de Luesia sobre un cerro. En lo más alto del núcleo se levanta la Iglesia parroquial románica de Nuestra Señora de Diasol. Su diminuto centro urbano nos presenta un conjunto de casonas en las que podemos apreciar grandes portalones y ventanas con claras reminiscencias góticas.
A las afueras junto al río, se pueden contemplar los restos de una antigua presa romana siendo un ejemplo más que nos habla de la intensa actividad en la zona en época del imperio.

Fuente: CAI.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies